Experiencias Peique en Astorga

Pasan los días y los recuerdos afloran como la vida en primavera. Sí, es cierto, que estamos viviendo una primavera atípica en cuanto a la influencia climatológica. Incluso ayer hemos escuchado una tendencia meteorológica que suprime el verano de 2013. Pero de un modo u otro continuamos haciendo realidad nuestros sueños y compartiendo experiencias y emociones con amig@s.

Hemos presentado los vinos de la familia Peique en Astorga en dos ubicaciones diferentes de la ciudad maragata y hemos comprobado como la vida presente y pasada, la historia está presente en múltiples espacios visibles a primera vista y en otras ocasiones subterráneos. Ciudad sobre otra ciudad, Asturica Augusta.

Nuestro primer encuentro fue en el restaurante&vinoteca Entrecepas, ubicado en la plaza mayor de Astorga. Disfrutamos de la presencia de la Academia Leonesa de Gastronomía, de sensaciones armónicas y placeres compartidos en un espacio que sorprende inicialmente por su estética.

Al frente de la vinoteca está Flor que coordina con estilo a su equipo. Desde el primer momento nos sentimos parte del espacio y como si hubiéramos crecido entre los muros de piedra del restaurante, nos entregamos a una gastronomía muy cuidada en una perfecta armonía con los vinos de la Familia Peique.

 

 

 

Por la tarde, después de un paseo por la ciudad, acudimos a nuestra segunda cita en Astorga en el hotel Gaudí.  El hotel se encuentra en la zona monumental de la ciudad y desde sus habitaciones se pueden admirar la catedral o el palacio episcopal de Gaudí.

Nos recibe Doña Concha, propietaria del hotel y nos genera el entusiasmo de una familia como la nuestra. Accedemos a un salón donde aproximadamente cincuenta personas nos esperan.

César Farrapeira, nuestro distribuidor en Astorga, introduce a Jorge Peique y desde ese momento se establece una conexión con el público asistente.

Los colores, sabores y aromas de nuestros vinos construyen una historia geométrica mientras el fervor de nuestros amig@s de Astorga, de nuestra familia, se convierte en volumen como si Antoni Gaudí lo hubiera diseñado.

 

 

Deja un comentario

5 × uno =